Alguien que necesitaba desahogarse

Todos tenemos ese momento que odiamos recordar. Ese momento tan frío, tan duro y tan difícil de soportar que arrinconamos en nuestra cabeza para intentar alejarlo, sin darnos cuenta de que sigue ahí, porque siempre va a seguir ahí. Dicen que el tiempo lo cura todo, pero hay cosas que te marcan demasiado para olvidarlas... Seguir leyendo →

Frustrada asocial

¿Habéis sentido alguna vez la frustración de tener que contar algo que, en realidad, no quieres contar? No sé por qué las personas insisten tanto en que les cuentes lo que te pasa. Estoy bien como estoy, no me apetece contarte lo que se me pasa por la cabeza las 24 horas del día, no... Seguir leyendo →

La inseguridad en persona

Llevo demasiado tiempo sin escribir. Supongo que me da miedo lo que pueda surgir de entre mis pensamientos. Últimamente me estoy dando cuenta de que no soy tan valiente como creía. Vale, sí, sabía que era una insegura empedernida, pero, hasta ahora, creía conocer mis puntos flacos. A lo mejor nunca los tuve claros, o... Seguir leyendo →

Una personita extraña

Tengo la extraña manía de narrar mentalmente todo lo que me sucede como si mi vida fuese un libro. No me malinterpretéis, a veces es divertido, pero otras veces, es un agobio estar pensando en cualquier tema sin importancia y, de repente, perderte tú misma por estar narrando lo que piensas. Lo sé, puede tener... Seguir leyendo →

Alguien harta de todo

No sé muy bien lo que pretendo escribir ahora. Estoy muy confusa. Tengo una gran mezcla de sentimientos ahora mismo y ninguno de ellos es bueno. Solo sé que necesito escribir, lo necesito, es mi forma de desahogarme. Necesito plasmar todas mis penas, todos mis sentimientos en papel para poder llegar a entenderlos, para poder... Seguir leyendo →

Una supuesta drama-queen

¿Por qué la gente se empeña tanto en decirte que te calmes? ¿Es que no ven que, si pudiera, ya lo habría hecho? Pero no. Por lo visto, eso de estar en un estado de estrés constante en el que no puedes pensar en otra cosa que aquello que te preocupa se puede evitar fácilmente... Seguir leyendo →

Alguien socialmente exasperada

Desde muy pequeños nos enseñan a fingir. Fingimos que nos cae bien gente, que nos gusta lo que otras personas hacen por nosotros, que no necesitamos nada… En resumen, fingimos estar bien. Y todo eso, ¿para qué? Simplemente  para no herir los sentimientos de la gente que nos rodea. Es un simple método de adaptación... Seguir leyendo →

Lunática sin apariencias

No sé exactamente qué pretendo escribir esta noche, pero es divertido ir improvisando. Normalmente, yo nunca haría estas cosas, pero, como ya he dicho, estoy cambiando. En el fondo sigo siendo la misma persona de siempre, esa chica que sigue echando de menos a personas que ni siquiera existen, que solo son fantasías creadas por... Seguir leyendo →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑